Los cometas, breve historia de su estudio

CometaEn Rincón Random nos fascina el universo y hoy les presentaremos la primera parte de esta serie sobre uno de los cuerpos celestes más bellos y fascinantes que podemos ver: Los cometas; estos son un auténtico espectáculo y no es de extrañar que hayan llamado la atención de muchas culturas.

A lo largo de la historia, se han asociado a importantes eventos en la vida de la gente, Hasta hace relativamente poco se creía que eran señales de malos presagios como la muerte de un rey, el inicio de una guerra, una sequía, hambruna, plagas. Esta creencia fue tan arraigada que el astrónomo y matemático egipcio del siglo I Claudio Ptolomeo afirmó que estos fenómenos celestes llamados cometas “excitan las guerras, crean condiciones calurosas y turbulentas en la atmósfera y afectan la constitución de los hombres con consecuencias maléficas”.

También pensaba que las estrellas flotaban en una especie de fluido perfecto. Lo dicho nos conecta con la estrella que guió a los tres reyes magos hasta Belén ¿Era un cometa? Es verdad que pudo suceder algo en el cielo que llamara la atención de los astrólogos pero parece ser que fue otra cosa, de hecho, no se registró ningún cometa en esa época, ya que el más próximo a esa fecha fue el famoso cometa Halley que nos visita cada 76 años aproximadamente, pero según la datación histórica aquél habría pasado 12 años antes del nacimiento de Jesús.

Estas fascinantes “estrellas con cabellera” fueron denominadas cometas, palabra que procede del vocablo griego “comet” que significaba de hecho cabellera. Sin embargo, lo importante es decir que sus primeros registros pertenecían a los chinos, quienes catalogaron estos eventos como “estrellas de escoba”.

Durante los últimos 2500 años hemos observado y registrado unos 2.000 cometas. Pero necesitamos resolver este misterio ¿Es verdad que vaticinan calamidades? Aunque la lógica nos sugiere responder con un no rotundo, las probabilidades existen. Para nuestros antepasados todo lo que se podía ver en el cielo nocturno eran estrellas salvo la Luna.

Los ancestros observaban que algunas estrellas muy determinadas no se movían como las demás, sino que describían extrañas trayectorias por el cielo; a esas las llamaron “estrellas errantes” y sabemos actualmente que son los planetas del sistema solar que se pueden apreciar a simple vista. También estaban las “estrellas fugaces”, que aparecen y desaparecen con una intensa luz y a las que popularmente se les piden deseos, las que hoy conocemos por micrometeoritos.

En el siglo XVII un astrónomo británico demostraría por primera vez la periodicidad de un cometa revisando y estudiando antiguos registros, llegando a la conclusión de que el objeto divisado en 1682 era el mismo que anteriormente se había visto, por lo que determinó que ese cometa en concreto volvería unos 76 años más tarde y así fue: El famoso cometa era el Halley, nombre puesto en honor al astrónomo en cuestión Edmund Halley. La última vez que nos visitó fue en 1986 y no volverá hasta el año 2062.

Actualmente se han enviado varias sondas espaciales para poder estudiarlos de cerca, una de ellas logró aterrizar un módulo sobre la superficie de uno en la llamada “Misión Rosetta”; los científicos también estrellaron una sonda para estudiar su interior en la misión conocida como“deep impact”; incluso se ha traído de regreso a la Tierra una sonda llamada stardust.

En la siguiente parte de esta serie vamos a desvelar increíbles descubrimientos sobre estos particulares cuerpos que habitan el cielo nocturno. ¿Dónde los podemos encontrarlos? ¿Verdaderamente son un peligro para nuestra existencia?

Rincón Random

Sigue a Rincón Random en las diferentes redes sociales para estar al día de más artículos del universo, podcast, streams, artículos, memes y más en:
 
Recuerda que puedes colaborar al proyecto con tu suscripción en nuestro Patreon:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.